El cólico significa dolor abdominal. Para poder prevenir lo mejor es conocer sus causas, las podemos agrupar en 3:

1. La anatomía y fisiología del aparato digestivo de los caballos
  • Dientes: una trituración incorrecta del alimento debido a un desgaste irregular de los dientes.
  • Estómago: tienen un cardias muy potente que dificulta el vómito y tiene un volumen pequeño en proporción al resto del aparato digestivo (capacidad de 8-20 litros).
  • Intestino delgado: es muy largo (19-30m) y está muy irrigado, esto predispone torsiones, vólvulos….
  • Intestino grueso:
    • en el ciego permanecen los alimentos cinco horas, donde es resecado y esto predispone a fecalomas.
    • el colon (5,5-8m) tiene 2 cambios de dirección completos (curvatura esternal y pelviana) donde se pueden producir retenciones fecales.
2. Parásitos

Gasterófilos, áscaris, estróngilos y tenias más raramente. Pueden obstruir el tubo digestivo, o las arterias mesentéricas, lesionar la mucosa, o secretar sustancias tóxicas.

3. Manejo
  • Animales estabulados que consumen grandes cantidades de concentrados o de forma rápida.
  • Por un esfuerzo inmediatamente después de la ingesta
  • Ingestión de agua muy fría después del ejercicio
  • Duchas con agua muy fría
  • Ingestión de cuerpo extraños, frutas enteras..
  • Dieta muy rica en fibra bruta,  comer tierra o arena predisponen a la formación de enterolitos.
Por tanto para prevenir el cólico debemos:
  • Revisar periódicamente los dientes.
  • Los caballos deben comer continuamente (cada 5 horas como mínimo), que es lo que harían en libertad, si no:
    • comerán de forma muy rápida, produciendo impactación de estomago.
    • el estomago de los caballos secreta ácido gástrico continuamente, el tiempo que está sin comida el PH decrece, se vuelve más ácido, y puede produce úlceras gástricas.
  • Desparasitaciones cada 4 meses por lo menos.
  • Cuidado con los concentrados.
  • Vigilar la temperatura del agua tanto para beber como para las duchas.
  • Atención a los malos hábitos producto de aburrimiento del animal o apetito.
  • Realizar ejercicio regular


«Lo que es bueno para nosotros como carnívoros no es bueno para ellos».