Medicina China

Medicina Veterinaria Tradicional China.

¿En qué consiste?

La Medicina China reconoce la enfermedad como un estado de desequilibrio en el organismo. Su objetivo es restablecer ese equilibrio, ayudando al cuerpo a regularse a sí mismo.

El diagnóstico se basa en patrones de enfermedad, que se establecen individualmente para cada animal. Los tratamientos empleados utilizan distintas técnicas: la acupuntura, la fitoterapia, el masaje tui-na, y la terapia alimentaria.

Indicaciones

  • Problemas músculo-esqueléticos
  • Desórdenes neurológicos
  • Desórdenes gastrointestinales
  • Problemas dermatológicos
  • Desórdenes hormonales y reproductivos
  • Problemas comportamentales relacionados con estrés y depresión
  • Otros problemas crónicos (tos, problemas oculares, fallo renal, etc.)

Acupuntura

Es la estimulación mediante agujas de puntos específicos del cuerpo llamados acupuntos, los cuales tienen una elevada densidad de terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos, linfáticos y agrupaciones de mastocitos. Su estimulación induce la liberación de beta-endorfinas, serotonina y otros neurotransmisores que generan efectos terapéuticos.

Herbología

Es la utilización de hierbas con fines terapéuticos. Estas hierbas actúan a través de meridianos y regulan el equilibrio en el cuerpo sin producir efecto residual. Los tratamientos requieren una aplicación constante de entre 1 y 3 meses y su presentación para el uso es en cápsula o en polvo.

Tui-na

Es un sistema de trabajo corporal completo que sigue los preceptos de la medicina china. Incluye masaje, acupresión, fisioterapia y técnicas de manipulación ósea. Superpone 3 sistemas de trabajo físico utilizados en la medicina occidental: masaje terapéutico, terapia física y quiropraxia. Se puede practicar en casa, ampliando la respuesta a la acupuntura del paciente.

Terapia alimentaria

Consiste en tratamientos diarios mediante la alimentación, para prevenir la enfermedad y proporcionar una mejor salud. Se ocupan del cuerpo entero y no solo de la enfermedad, trabajando en sinergia con las otras 3 ramas de MVTC. En ocasiones, la completa resolución de los signos no se consigue sin aplicar cambios en la dieta.

Objetivos

La MVTC tiene 2 objetivos fundamentales:

  • Restablecer el flujo de QI (la energía vital).
  • Devolver el equilibrio al organismo.

Para los antiguos chinos, la salud del cuerpo depende del estado del QI, que es la energía vital que circula por todo el organismo en dos formas opuestas: el Yin y el Yang. Cuando el flujo de energía se interrumpe por algún factor patológico, el equilibrio entre el Yin y el Yang se pierde, causando dolor y enfermedad. La unión de las 4 técnicas resuelve los bloqueos en la circulación de energía y permite al cuerpo sanarse a sí mismo.

«La homeostasis se reinstaura cuando el Yin y el Yang están en equilibrio.»